Salve Regina – 冰雹聖後 – Hail Holy Queen – حائل الملكة المقدسة – Salvé Rainha – Приветствую Святую Королеву – 성스러운 여왕 만세

Hail Holy Queen Hail, Holy Queen, Mother of Mercy,  our life, our sweetness and our hope.To you do we cry,poor banished children of Eve. To you do we send up our sighs, mourning and weeping in this valley of tears Turn then, most gracious advocate,your eyes of mercy toward us,and after this exileshow unto us the blessed fruit… Sigue leyendo Salve Regina – 冰雹聖後 – Hail Holy Queen – حائل الملكة المقدسة – Salvé Rainha – Приветствую Святую Королеву – 성스러운 여왕 만세

PRIMERA CARTA A LOS CORINTIOS – Capítulo 1

1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9.  10. 11. 12. 13. 14. 15. 16. Capítulo 1 1 Pablo, llamado a ser Apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios, y el hermano Sóstenes, 2 saludan a la Iglesia de Dios que reside en Corinto, a los que han sido santificados en Cristo Jesús y llamados a ser santos, junto con todos aquellos que en… Sigue leyendo PRIMERA CARTA A LOS CORINTIOS – Capítulo 1

EL ÁNGELUS

EL ÁNGELUS V. El Ángel del Señor anunció a María.R. Y concibió por obra del Espíritu Santo.Dios te salve, María… Santa María… V. He aquí la esclava del Señor.R. Hágase en mí según tu palabra.Dios te salve, María… Santa María… V. Y el Verbo se hizo carne.R. Y habitó entre nosotros.Dios te salve, María… Santa María… V. Ruega por nosotros, santa Madre… Sigue leyendo EL ÁNGELUS

PALABRA MUNDIAL DEL DÍA

21/8/2022 – Domingo de la 21ª semana de Tiempo Ordinario.

.

21/08/2022

LECTURA DEL DÍA

Primera lectura

Lectura del Profeta Isaías

Is 66, 18-21

.

Esto dice el Señor:
«Yo vendré para reunir a las naciones de toda lengua.
Vendrán y verán mi gloria.
Pondré en medio de ellos un signo,
y enviaré como mensajeros a algunos de los supervivientes
hasta los países más lejanos y las islas más remotas,
que no han oído hablar de mí ni han visto mi gloria,
y ellos darán a conocer mi nombre a las naciones.

Así como los hijos de Israel
traen ofrendas al templo del Señor en vasijas limpias,
así también mis mensajeros traerán,
de todos los países, como ofrenda al Señor,
a los hermanos de ustedes
a caballo, en carro, en literas,
en mulos y camellos,
hasta mi monte santo de Jerusalén.
De entre ellos escogeré sacerdotes y levitas».

.

Segunda lectura

Lectura de la carta a los Hebreos

Heb 12, 5-7. 11-13

Hermanos: Ya se han olvidado ustedes de la exhortación que Dios les dirigió, como a hijos, diciendo: Hijo mío, no desprecies la corrección del Señor, ni te desanimes cuando te reprenda. Porque el Señor corrige a los que ama, y da azotes a sus hijos predilectos. Soporten, pues, la corrección, porque Dios los trata como a hijos; ¿y qué padre hay que no corrija a sus hijos?

Es cierto que de momento ninguna corrección nos causa alegría, sino más bien tristeza. Pero después produce, en los que la recibieron, frutos de paz y de santidad.

Por eso, robustezcan sus manos cansadas y sus rodillas vacilantes; caminen por un camino plano, para que el cojo ya no se tropiece, sino más bien se alivie.

.

.

EVANGELIO DEL DÍA

Lectura del santo evangelio según San Lucas

Lc 13, 22-30

.

En aquel tiempo, Jesús iba enseñando por ciudades y pueblos, mientras se encaminaba a Jerusalén. Alguien le preguntó: «Señor, ¿es verdad que son pocos los que se salvan?»

Jesús le respondió: «Esfuércense en entrar por la puerta, que es angosta, pues yo les aseguro que muchos tratarán de entrar y no podrán. Cuando el dueño de la casa se levante de la mesa y cierre la puerta, ustedes se quedarán afuera y se pondrán a tocar la puerta, diciendo: ‘¡Señor, ábrenos!’ Pero él les responderá: ‘No sé quiénes son ustedes’.

Entonces le dirán con insistencia: ‘Hemos comido y bebido contigo y tú has enseñado en nuestras plazas’. Pero él replicará: ‘Yo les aseguro que no sé quiénes son ustedes. Apártense de mí todos ustedes los que hacen el mal’. Entonces llorarán ustedes y se desesperarán, cuando vean a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el Reino de Dios, y ustedes se vean echados fuera.

Vendrán muchos del oriente y del poniente, del norte y del sur, y participarán en el banquete del Reino de Dios. Pues los que ahora son los últimos, serán los primeros; y los que ahora son los primeros, serán los últimos».

.

Salve Regina

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia,

vida, dulzura y esperanza nuestra;
Dios te salve.
A ti llamamos 
los desterrados hijos de Eva;
a ti suspiramos, gimiendo y llorando
en este valle de lágrimas.
Ea, pues, Señora, abogada nuestra,
vuelve a nosotros esos tus ojos 
misericordiosos;
y después de este destierro, 
muéstranos a Jesús,
fruto bendito de tu vientre.

¡Oh, clementísima, oh piadosa, 
oh dulce Virgen María!

.

.