LA CREACIÓN DEL INSTANTE (MEMORIAS) – CUATRO

CUATRO

1

El frío primaveral estimula el calor familiar que medita, charlando junto a la hoguera, cómo seguir amando.

2

En la permanente testarudez de un sin fin de llamaradas fugaces, el pensamiento se escapa buscando el calor incendiario de tu regazo maternal.

3

Aquel amigo guardia civil se aniñaba con fortaleza militar abrazando y besando aquella hija recién nacida tantas veces esperada.

4

El contraluz algodonado en el horizonte transmitía paz en la serenidad abandonada de aquella tarde primaveral.

5

Desperdigada entre los escudos heráldicos, la ceniza tiznada de negro  recordaba la impotencia de nuestra nada terrenal.

6

Apenas sin hacer nada, un soplo, lo haces todo.

7

Por senderos de pasión también se llega a la paz.

8

Por el mar de mi niñez en mil barcos navegaba; pero todos, sin querer y sin saber, al mismo puerto me llevaban.

9

La toalla verde limpia tu rostro suave en el atardecer de aquella mañana calurosa del invierno.

10

Figurar en el listín telefónico, tener un par de amigos leales, ver crecer aquel árbol que planté, seguir siendo universitario con ímpetu renovado, ser un buen hijo de mis padres, un mejor padre de mis hijos,  un esposo recio siempre más enamorado de la mujer, rescatar la fuerza escondida de la vida y permanecer impasible ante el viento huracanado: a eso aspiro.

A %d blogueros les gusta esto: